defending rights and civil liberties

Todo estado de Derecho tiene que garantizar la tutela judicial efectiva y dentro de ella el derecho a acceder a la justicia sin obstáculos. También debe asegurarse que el Poder Judicial sea imparcial e independiente de los otros Poderes del Estado, garantizando con ello el respeto de la legalidad.

Toda persona tiene derecho a que su causa sea oída por un tribunal profesional e independiente en el marco de un proceso con todas las garantías. Los ciudadanos tenemos el derecho a que jueces profesionales e independientes controlen la legalidad de los actos y decisiones de los Poderes Públicos.