defending rights and civil liberties

Seguridad y derechos civiles

El Estado tiene la responsabilidad de proteger el orden público, la seguridad nacional y ciudadana y la de quienes se encuentran en su territorio. Este deber de protección implica que en ocasiones, se limite o someta a condiciones el ejercicio de algunos derechos y libertades civiles. Esta tensión entre los objetivos de seguridad y los derechos y libertades de todas las personas exige que las restricciones de derechos estén siempre debidamente justificadas y sean proporcionadas con el fin de evitar abusos por parte de las autoridades.

La seguridad y el orden no pueden convertirse en una excusa para amparar actuaciones que vulneran los derechos y las libertades civiles que serían, por tanto, ilegítimas en una sociedad democrática.